Daniel Muñoz, proveedor de papas y avena de la localidad de Tandil: 
“Hacer es creer en el presente y en el futuro”

Hace 20 años, Daniel Muñoz comenzó a producir papas en la zona de Tandil. Eran 3 personas que trabajaban en tierras arrendadas para producir 200 toneladas de papas. Pero él, aun sabiendo el desafío que implicaba, tenía un sueño: “lograr un crecimiento sostenido y que sus productos llegaran a todos los rincones del país”.

Diez años más tarde se convirtió en proveedor de papas para PepsiCo, donde comenzó a formar parte de un equipo de personas dedicadas a generar una relación íntegra de trabajo, con un fuerte compromiso con el desarrollo de la Argentina.

El equipo de Daniel ha crecido. Hoy son 30 personas que producen 8 mil toneladas de materia prima agrícola para la industria de alimentos. “Siempre estamos buscando mejorar y es en esos desafíos en donde PepsiCo te acompaña. Han creído en mí y así hemos venido creciendo de la mano de la compañía.”

PepsiCo desempeña un papel activo en la inclusión de los productores a la cadena de suministro agrícola, ofreciendo entrenamientos, accesos a opciones de financiamiento, a tecnologías de campo avanzadas y a sistemas de monitoreo. Todo esto les permite a los agricultores ser más productivos y eficientes, además de fortalecer los lazos de conexión con la compañía y desarrollar sus negocios. Desde el año 2012, PepsiCo lanzó su “Iniciativa de Agricultura Sustentable” (SFI por sus siglas en inglés), un programa global de mejora continua basado en indicadores ambientales, sociales y económicos para agricultores que abastecen sus productos a PepsiCo.

En el año 2011 se inició un proceso de variadas certificaciones ambientales. La primera fue Rainforest Alliance y Daniel fue de los primeros en certificarse,  alcanzando la segunda mejor calificación de entre casi 3 millones de hectáreas que se sometieron a la primera de las evaluaciones. Daniel confiesa: “nos propusimos ser responsables en todos los ámbitos y comprometernos así, con expandir los beneficios de nuestro negocio de una manera responsable con la sociedad y el planeta”. Hoy, el 100% de los proveedores de papa de PepsiCo están certificados por  Rainforest Alliance y con normas Global-GAP de buenas prácticas agrícolas, que permiten abastecer de materia prima (papas) producidas bajo dichos estándares, asegurando la inocuidad del producto.

Para Daniel Muñoz “las certificaciones de sustentabilidad fueron muy complejas, pero tremendamente constructivas. Para ser responsable con tus recursos humanos, con el planeta y con la sociedad debés pensar tu negocio de manera diferente, pero igualmente rentable. Hacer lo que uno ama, generar puestos de trabajo y nuevas oportunidades, es apostar a un crecimiento sostenible y responsable, con pasión y trabajo en equipo de la mano de PepsiCo”.